Tus publicaciones y los comentarios de tus “colegas”

Tus publicaciones y los comentarios de tus “colegas”

Publicar es difícil, que te lo reconozcan es aún más

 (Bautista, 2021)

Cuando vi publicado mi primer artículo me llegó una gran satisfacción, una gran alegría por cumplir una de mis metas, comenzaban la cosecha de los frutos de tanto trabajo y esfuerzo. Pronto comprendí que con las publicaciones no siempre llega el reconocimiento al trabajo, al menos no de todos los colegas y amigos. Les comento esto, mis queridos futuros doctores en ciencias para que estén al tanto de lo que les espera, algunos comentarios a sus publicaciones serán:

  • Felicidades, pero está en castellano y el idioma de la ciencia es el inglés
  • Que bonito, lastima que se publicó en una revista nacional y solo la reconoce el CONACYT.
  • Que bueno que ya publicas en inglés, pero la revista no es JCR (Journal Citation Reports) y no tiene factor de impacto
  • Qué pena que la revista en la que publicas es de bajo factor de impacto
  • Esa revista, aunque es JCR y tiene alto factor de impacto creo, como que se siente, que es de una editorial depredadora
  • Ten cuidado donde publicas porque no todas las revistas JCR y con factor de impacto son buenas
  • Ese tema no es importante para la institución
  • Esta bien pero no eres el primer autor
  • Pero tu ni eres experto en ese tema
  • Publicar en revistas JCR de alto impacto, pero de Open Access es colonialismo académico

Es decir, te cuestionaran el tema, revista, factor de impacto, editorial, tipo de publicación (acceso abierto o por suscripción), tu lugar en la lista de autores, y todo lo que se pueda, no te escaparas de la crítica. Sin embargo, la publicación allí está en tu CV. Por supuesto que también recibirás halagos y felicitaciones sinceras.

Forma criterios sólidos para la selección de la revista, idioma, tiempos de revisión, costos, prestigio, perfil académico, piensa en quien será tu audiencia. Esto depende de tu línea de investigación también y de tus intereses. Si lo que deseas es que tu investigación tenga impacto en la sociedad en la que vives, escriben en castellano. Más allá del factor de impacto está el impacto en la sociedad. Por ejemplo, en agronomía se publica mucho es castellano y en revistas nacionales porque la audiencia estará compuesta principalmente de agrónomos locales que solo entienden el castellano ¿Para qué escribir el artículo en inglés? Esto me hace recordar que uno de mis artículos y que considero de los más importantes, lo publiqué en inglés y se ha citado muy poco, en cambio, un artículo sobre las inundaciones en la Ciudad de Mérida ha tenido un gran impacto social, decenas de entrevistas en los medios y más de 1256 descargas de Researchgate.

Si tu audiencia será la comunidad científica internacional piensa en que la revista sea JCR y de alto factor de impacto. y cuida que la revista que seleccionaste no esté en la lista negra de las revistas depredadoras (predatory journals).

Por otro lado, cuando trabajas solo es claro que hay que pagar el precio, en tiempo, de la curva de aprendizaje, las habilidades para ser un rock star de la academia requieren mucho tiempo, dedicación y aprendizaje con los mejores tutores. Transitar solo es posible, pero será difícil, será muy estimulante, gratificantes y magnífico mostrarse a uno mismo que puede solo, pero será duro.

Por el contrario, llegaras a la cima en menor tiempo si trabajas en equipo, allí donde unos pocos escriben los proyectos (y siempre hay dinero), allí donde hay técnicos expertos que se mueven en el laboratorio como peces en el agua (y siempre hay datos). Allí donde están las grandes luces donde nacen líneas de investigación, laboratorios, licenciaturas y posgrados.

Mejor aun cuando se trabaja en redes, donde tienes el privilegio de conocer otras formas de hacer ciencia, otros laboratorios, otros equipos, otras culturas, así el mundo se hace chiquito.

Selecciona tu camino, los zapatos y a caminar por el sendero de la ciencia, BUEN VIAJE.

Adivinar el futuro nunca ha sido fácil, ni siendo científico.

Adivinar el futuro nunca ha sido fácil, ni siendo científico.

Es difícil hacer predicciones, en especial sobre el futuro

 (Nicholas, 2007)

Tendemos mucho a usar y creer en la falacia argumentativa de las verdades de la ciencia, por lo que a menudo se utilizan las siguientes frases: “la ciencia comprueba que …” “con base en un estudio científico se concluye que…”, con el manto de la ciencia se dice y se tiene la verdad absoluta ¿Quién podría cuestionar a la ciencia? ¿Quién se cree por encima de la ciencia? Sin embargo, las cosas no son así del todo.

La ciencia es una actividad con la cual se genera conocimiento por lo que, sin duda, es de gran ayuda para la toma de decisiones. La ciencia se basa en hechos comprobables. Así, los científicos sabemos que algunos lugares se inundan porque en el terreno hay evidencia de esos sucesos o porque hay evidencias que hacer suponer que las inundaciones podrían ocurrir. En este ejemplo hay conocimiento que se aplica para suponer un suceso. Si los gases del efecto invernadero siguen aumentando, es lógico pensar que el clima podría cambiar; si llega una pandemia es lógico que la gente sufrirá por las enfermedades, muertes y por la disminución de las actividades económicas. No hay duda de eso, el problema es ¿Cuándo ocurrirá la pandemia? ¿Cuándo ocurrirá el cambio climático? ¿Cuándo será la inundación? ¿Cuándo será el derrumbe?

Los científicos, técnicos y manejadores de datos tienen y generan conocimiento, pero también “tienden a creer que saben un poco más de lo que realmente saben”, es decir, “no es lo mismo lo que saben, que lo que creen que saben” (Nicholas, 2017) y eso suele ser un problema a la hora de generar alertas sobe el cambio del clima, por ejemplo.

Predecir significa: anunciar con antelación (RAE, 2010), dicho de otra manera, predecir algo es “anunciar por revelación, ciencia o conjetura algo que ha de suceder”.

Revelación proviene de: a) el prefijo “re-”, que puede traducirse como “hacia atrás”; b) el sustantivo “velum”, que es sinónimo de “velo”; y c) el sufijo “-cion”, que se utiliza para indicar acción y efecto. Entonces la palabra “revelación” significa “El acto de contar algo que es secreto, hacer visible lo oculto, o anticipar un hecho futuro”.

De la misma manera, se define como conjetura al “juicio que se forma como resultado de realizar observaciones o de analizar indicios, dicho de otra manera, “juicio u opinión formado a partir de indicios o datos incompletos o supuestos”. El término, que procede del latín coniectūra.

Pues me permito citar otra frase “los científicos no tienen palabra de honor”, esto se dice así porque lo que hoy es verdad, otro científico lo explicará mejor en el futuro, con más conocimiento, con mejores herramientas, con mejores datos se puede generar mejor conocimiento, sin duda, o como dijo algún árbitro de uno de mis artículos: “Con más trabajo quedaría mejor”.  

Cabe decir que los humanos, científicos incluidos, somos muy malos para adivinar el futuro. El estado del tiempo solo se puede “predecir” por unos cinco a siete días con certeza porque contamos con imágenes de satélite que nos permiten “ver” las nubes, más o menos estimar hacia donde se mueven, más tiempo para la predicción significa mayor incertidumbre.

La historia nos permite “predecir” que año con año durante la época de lluvias habrá huracanes que afecten a la costa este de norte y centroamérica, porque los vientos alisios se mueven de este a oeste. ¿Cuándo exactamente serán los huracanes en términos de días? ¿Cuántos serán en el próximo año? ¿Con qué intensidad llegaran? No lo sabemos, no hay respuestas precisas. Es decir, no somos tan buenos para predecir el futuro, somos científicos, no adivinos.

El caso de la estimación del crecimiento económico por país, que es una actividad en la que se gasta mucho dinero, se hacen sesudas estimaciones desde finales del año anterior. Para enero la incertidumbre es muy, muy grande, con variaciones de unidades, conforme el año avanza las predicciones se van afinando, hay más datos para la predicción y menos tiempo para el fin del año pero la incertidumbre es de decimas del PIB, ya para noviembre se cuenta  con muchos datos, evidencias y las certezas son mucho mayores, para diciembre ya no es predicción, es hecho consumado. Sin embargo, en este ejemplo, la aparición de un cisne negro está latente en cualquier momento.

En ejemplos como el anterior, siempre cabe la posibilidad de la aparición de “cisnes negros” en cualquier momento, esos eventos no previstos que tiran por la borda todas las predicciones, los pronósticos o las estimaciones, como gusten llamarles. Nadie predijo que en el año 2020 la economía mundial caería de manera estrepitosa debido a la pandemia por el SARS-CoV-2, pero como siempre, ya consumado el hecho salen los «expertos» a explicar que era claro que podía suceder, que había señales.

En conclusión, “Es difícil hacer predicciones, en especial sobre el futuro” dijera Nassim Nicholas Taleb (2007) en su muy interesante e ilustrador libro “The Black Swan” traducido al castellano como “Cisne negro, el impacto de lo altamente improbable”.

Las ventajas de uso del método científico en la vida real

Las ventajas de uso del método científico en la vida real

En las redes sociales he leído que un chico afirma que “El método científico no sirve para nada en la vida real” y eso me motivó a escribir sobre el tema porque considero que es bueno que los jóvenes entiendan las funciones del pensamiento científico.

Un científico hace conjeturas e hipótesis. Las conjeturas son juicios u opiniones formado a partir de indicios o datos incompletos o supuestos, es decir, es cuando se piensa que las cosas se pueden hacer o explicar mejor de cómo se piensan y hacen.

La palabra hipótesis proviene del griego hypo, “por debajo”, y thesis, “opinión” o “conclusión”, dicho de otra manera, una hipótesis es una conjetura científica que requiere una contrastación con la experiencia para lo cual se deben hacer experimentos o reunir datos para decir si la hipótesis es o no válida. Una hipótesis es cuando se identifica que algo “no cuadra” en el discurso científico que lo explica.

En la vida real no andamos haciendo hipótesis científicas, pero si conjeturas, lo cual es de gran valor para solucionar problemas de todo tipo. Por ejemplo:

Cuando el automóvil no arranca comenzamos a hacer conjeturas, ¿da marcha? Si, entonces no es la batería, ¿tiene gasolina? Si, entonces no es la falta de combustible ¿la gasolina llega al carburador o al inyector? No, entonces es la bomba de gasolina lo que está fallando.

En el caso de las hipótesis primero se hace una observación (los peces se mueren), se redacta una pregunta de investigación ¿la calidad del agua del lago ha cambiado? ¿el volumen del lago ha cambiado? ¿hay otras especies en el lago? ¿los peces muestran signos de enfermedades? ¿hay industrias o cambios en las actividades del uso de la tierra cercana al lago? Se hacen observaciones para formular frases del tipo: -El aumento del uso de fertilizantes y plaguicidas en los terrenos aledaños al lago ha modificado la calidad del agua y por ende las poblaciones de peces. Esta es la hipótesis. Ahora viene la necesidad de reunir datos para probarla, para lo cual se debe hacer un trabajo de planeación, administración y seguimiento de actividades para obtener datos y trabajar, por ejemplo, en el análisis del agua. Con los nuevos resultados del trabajo se formulan nuevas hipótesis.

Entonces, el método científico sirve para dos cosas:

  1. Pensar e imaginar de manera lógica y ordenada objetivos, hipótesis y productos o resultados a obtener (Figura 1).
  2. Actuar de manera congruente con los objetivos para validar o no las hipótesis, para lograr los productos. Esto requiere hacer un ejercicio de planeación (cuanto necesito y cuanto tengo -materiales y recursos-) y para seleccionar las técnicas y trabajar (los métodos) para lograr los resultados y productos. Todo junto se le llama planeación estratégica y sirve para el diseño del plan de acción (Figura 2).

En la vida diaria y en la investigación científica si planeamos (pensamos) bien y ejecutamos (actuamos) bien, entonces llegaremos a donde proyectamos, lograremos los objetivos mediante resultados (Figura 1).

Por lo contario, cuando pensamos mal y actuamos peor, entonces los resultados serán insuficientes para lograr los productos y los objetivos. En la vida real hay muchos ejemplos en los cuales, algunas personas tienen unos objetivos de vida incongruentes con las acciones que realizan. Por ejemplo, cuando el objetivo es ser futbolista, musico o interprete, pero se estudia o trabaja en ciencias, cuando se quiere ser chef (cocinero) pero se estudia biología, cuando se desea ser activista ambiental, pero se estudia música.

Figura 1. La importancia de la congruencia entre el diseño de los objeticos y la ejecución de las acciones

La incongruencia entre los objetivos y acciones de vida son una resistencia a la renuncia de objetivos personales. Esas renuncias que todos debemos hacer al seleccionar la profesión a la que le dedicaremos la vida, esa actividad que será nuestra fuente de ingresos. Si, esas renuncias que duelen, sin embargo, a la larga nos beneficiarán porque estaremos actuando en congruencia con los objetivos.

No se trata de abandonar esos sueños, esos anhelos, solo hay que convertirlos en hobbies (distracción favorita). Muchas veces esos hobbies los podemos utilizar para desempeñarnos mejor en nuestra profesión.

En la investigación debemos hacer un buen análisis de las fortalezas y debilidades del equipo de trabajo, que tantos materiales y equipos tenemos o nos faltan, con que habilidades contamos o deberemos contar para ejecutar una investigación. Valoramos las oportunidades y amenazas del exterior para con el proyecto de investigación, ¿Cuáles son las oportunidades que ofrece el país y el mundo? Por ejemplo, en investigación geográfica y ecológica, México cuenta con una gran diversidad de ecosistemas y/o paisajes en cortas distancias, una gran riqueza cultural, una gran cantidad de sabiduría local, becas del gobierno federal, múltiples oportunidades para elaborar convenios con instituciones de otros países; pero también problemas de inseguridad en algunos lugares, escasez de equipo científico, la pandemia y la inestabilidad política mundial, entre otros. Esto es la planeación estratégica, tan necesaria para elaborar un “plan de acción” que nos permita lograr los productos o resultados que, a su vez, nos permitan cumplir con el objetivo de la investigación.

En la vida real también necesitamos un plan de acción para lograr esa congruencia entre nuestros objetivos de vida y nuestras acciones, también hacemos, nos demos cuenta o no, una planeación estratégica, valorando los recursos y las habilidades con las que contamos para ser músicos, arquitectos, ingenieros, mecánicos, chefs, geógrafos, ecólogos, etcétera, así como valorando las oportunidades y las amenazas del exterior a la familia, las condiciones del país y del mundo.  Luego entonces, hacemos un plan de acción, bien o mal pensado.

Figura 2. Los pasos de la planeación estratégica para luego formular el plan de acción

En la vida diaria se requiere que tengamos un plan de acción pensado y ejecutado por nosotros mismos, con la ayuda de nuestros consejeros (familiares, amigos, profesores, terapeuta, etc.), porque si los objetivos de vida y el plan de acción los dejamos al “destino”, al tarot (cualquier tipo de cartomancia), a los caracoles, al horóscopo, a los adivinos o a los dioses, entonces los objetivos de vida no dependerán de nosotros.  En este sentido la selección del consejero es clave.

El pensamiento científico nos ayuda a identificar las falacias argumentativas (afirmaciones que parecen válidas pero que son falsas); a identificar causas de consecuencias; a distinguir entre el objetivo, visión y la misión; ayuda a tomar mejores decisiones; y a elaborar un plan de acción acorde con los objetivos de vida, es, principalmente un ejercicio de congruencia entre pensamiento y acción.

En otro momento hablaremos de los equipos que ejecutan el plan de acción tanto a nivel de investigación como en la vida diaria… continuará.

El canal de vídeos: suelos, ambiente y algo más.

El canal de vídeos: suelos, ambiente y algo más.

El canal de youtube «Suelos, ambiente y algo más» contienen 86 vídeos principalmente sobre suelos, pero también con otro tipo de temas académicos. A la fecha, el canal cuenta con más de 268 mil reproducciones, es uno de los canales con contenido científico y escolar original. El canal cuenta con 1232 suscriptores.

Ahora en tiempos de contingencia sanitaria contabiliza entre 1500 y 2000 reproducciones por semana. Por primera vez el canal será utilizado de manera formal en la impartición del «VI Congreso internacional de edafología aplicada sobre suelos del trópico mexicano», es por este motivo que hemos hecho la lista de videos por temas. También estamos realizando 25 vídeos más, sobre temas edafológicos con objetivos educativos.

Introducción

  1. Edafodiversidad
  2. Suelos y seguridad edáfica
  3. Seguridad edáfica

Propiedades físicas

Propiedades químicas

Biota del suelo

  1. Interaciones bióticas en agroecosistemas
  2. Lombrices al rescate
  3. Los latidos del suelo: la biota del suelo

Mineralogía

  1. Fluorescencia de rayos X
  2. Introducción al uso de los rayos X en las ciencias del suelo
  3. Técnicas de análisis térmico en suelos

Morfología, génesis y clasificación de suelos

  1. El proceso de iluviación de arcillas
  2. El proceso de gleyzación, los suelo encharcados con acuífero somero
  3. Metales pesados en la ciudad de México
  4. Horizontes Andicos
  5. Descripción del perfil del suelo

Cartografía de suelos

  1. IVAKY-Indice de vulnerabilidad del acuífero kárstico de Yucatán
  2. Evaluación de tierras para el cultivo de café en la Mixteca alta, Oaxaca.

Magnetismo en suelos

Funciones ambientales y seguridad edáfica

Uso de tecnología en las ciencias del suelo

  1. S&E Soils and environment
  2. Sistema de monitoreo de la contaminación por metales pesados en la CDMX
  3. Soil and Environment
  4. AGRIWATER, un software para evaluar la calidad agrícola del agua de riego
  5. Agriwater un software para evaluar la calidad del agua de riego
  6. Clic-MD software para analizar el cambio climático, miles de datos en segundos
  7. Indicadores de Cambio Climático
  8. Para cuidar a los cultivos, suelo y el agua: AGRIWATER
  9. Análisis del cambio climático con datos mensuales Clic MD
  10. Análisis del cambio climático con datos mensuales (Software Clic-MD)

Otros

  1. El proceso de publicación de la ciencia
  2. Labranza de conservación
  3. El paisaje kárstico de Guilin China visto desde el tren bala
  4. Así es el karst, «La laguna de Quintana Roo que desaparecio»
  5. Vulnerabilidad y riesgo de contaminación del agua subterránea
  6. Estableciendo un sistema silvopastorial podando la selva
  7. Sistemas silvopastoriles intensivos en Michoacán
  8. Las ganadería en Zicuiran Infiernillo: la visión de la CONANP
  9. Estableciendo un banco de proteína
Curos del año 2016

Los tres vídeos más vistos son: la estructura del suelo con 40,138; la retención de humedad del suelo con 34,136 reproducciones; y la materia orgánica del suelo con 33,100 reproducciones.

Suelos, ambiente y algo más

Les invitamos a ver uno de los vídeos más recientes.

Diez tips para hacer un buen mapa

Diez tips para hacer un buen mapa

Por Nazul Cabrera y Francisco Bautista

Introducción

El cartógrafo Fernand Joly en 1979 definió a los mapas como “una representación sobre un plano, simplificada y convencional a escala de toda, o parte de la superficie terrestre”; lo cierto es que un mapa es una forma de comunicación gráfica, y son tan antiguos que se tiene registro de ellos desde el 500 a.C. en la ciudad de Babilonia.

¿Sabías que han tenido que normarse una serie de convenciones en el mundo para poder leer los mapas de forma universal? Ejemplo de ello, son la adopción del norte geográfico como referencia (aportada probablemente por Ptolomeo, al orientarse con la estrella polar en el hemisferio norte), definir el meridiano de Greenwich o incluso apegarse a alguna proyección de referencia. En el transcurso de la historia, y con la llegada de la globalización, la hiperconectividad y las nuevas tecnologías, a los antiguos métodos para la creación de mapas comenzaron a incorporárseles herramientas Satelitales y Sistemas de Información Geográfica, con los que hoy, como científicos ambientales, geógrafos, edafólogos e incluso historiadores nos toca trabajar, por ello en esta nota te damos algunos consejos para crear un mapa de excelencia.

En primer instancia, al ser los mapas un medio de comunicación gráfica, tenemos que tomar algunos consejos de profesionales del diseño gráfico y cartógrafos, que nos recomiendan hacer mapas sencillos y que puedan arrojar la información de la forma más rápida, eficiente y correcta para nuestro espectador (sí, cómo un anuncio publicitario).

Comencemos por mencionar algunos criterios importantes que debes considerar antes de empezar: a)  Propósito, tu mapa debe de cumplir con un objetivo principal; b) Audiencia, esto significa que tu mapa debe ser amigable para el público al que va dirigido (¿es para una comunidad rural o para un grupo de científicos?); c) Simbología, los símbolos y colores utilizados deben ser familiares para la audiencia ¡y sencillos!; d) Diseño, el mapa debe ser estético y agradable para la vista; e) Datos, se debe saber quién y cómo se produjo la información, se debe revisar la información (niveles, unidades, identificar datos anómalos, escala de trabajo y localización geográfica)

Ahora sí, después del breve preámbulo ¡comencemos con las recomendaciones!

Las diez recomendaciones

1.      Estructura del mapa y título

Se refiere a buscar el balance y el equilibrio ideal de nuestros mapas, evitar espacios blancos (que producen una sensación de vacío) y evitar colocar elementos muy juntos (que pueden generar cansancio y mayor dificultad para leer el mapa). Esta recomendación la debes considerar para la estructura del mapa en general, pero también para elementos secundarios, como tener una leyenda bien centrada.

Para el título te recomendamos ser concreto y que refiera al objetivo principal. Debe ser el elemento con el mayor tamaño de texto, y de preferencia, añadir la fecha (pues recordemos que el espacio es muy dinámico y probablemente cambiará).

Ejemplo: Municipio de Morelia, Uso del Suelo, 2015.

2.      Tipografía y legibilidad

La tipografía es un elemento ampliamente estudiado por nuestros compañeros de diseño gráfico, y debes saber que existe una diferencia entre fuente (definida como el conjunto de signos de un tamaño y tipo determinados; es decir se refiere al estilo de los caracteres como Times New Roman o Arial) y familia (que se refiere a un mismo tipo de fuente con variaciones [como Arial y algún miembro de su familia [Arial Narrow]), no obstante, por el tipo de imágenes que como cartógrafos producimos, debemos de utilizar el tipo de fuente más sencillo, que pueda ser leído de forma rápida por nuestro espectador.

Por otro lado también tienes que ser cuidadoso con los números y evitar que estén desalineados para evitar dificultades a la hora de leer el mapa. Por ejemplo:

3.      Posición y direcciones del etiquetado

Esta recomendación se refiere al etiquetado de ríos, calles o elementos lineales. Debes evitar etiquetarlos (ponerles el label) de una forma que obstruya el río o la calle, por eso recomendamos que su etiquetado siga la sinuosidad de estos.

Etiquetado de capas lineales

4.      Colores

Los colores son un elemento en el que debes prestar especial atención. Igual, recuerda que ya hay algunos colores dados por default (como azul o celeste para el agua, verde para la vegetación, marrón para el relieve o amarillo para la mancha urbana) o que están asociados a algo (como el rojo asociado a lo negativo), sin embargo, hay algunos elementos que tú debes colorear. Para ello te recomendamos utilizar una paleta de colores (que puedes obtener de alguna página) y lo más importante, evitar colores chillones o un exceso de colores. Si puedes también, indaga un poco acerca sobre los mapas y las personas que conviven con daltonismo, para hacer tus mapas amigables para las personas que viven con esta condición.

Finalmente considera el tema de las transparencias, pues dos polígonos con transparencia que convergen pueden generar un tercer color.

5.      La leyenda y los intervalos de representación:

La leyenda debe realizarse cuidadosamente de acuerdo con el mensaje que se desea enviar, cuida los intervalos no le dejes esto a la máquina. Los intervalos de representación se refieren, por ejemplo, a cuándo otorgas un color para cierto intervalo de altura (para un mapa de relieve), en este punto te recomendamos y reiteramos no exceder los colores que usas (evita siempre la paleta de colores arco iris) pues tantos colores son un exceso de información que confundirán a tu espectador. Para los intervalos busca continuidad en los colores para agregar una lógica a las diferencias de altura.

6.      Escalas, proyección y referencias espaciales

La escala es un elemento importante del mapa, recuerda que no debe ser mayor al 30% del tamaño de tu mapa y, que este referenciada en números enteros (preferentemente en múltiplos de 5) ¡mejor nunca con decimales! Y de preferencia dentro del mapa (aunque no es obligatorio).

Recuerda que debe estar colocada de forma gráfica (con la unidad de medida especificada, ejemplo: Kilómetros o km [no en mayúsculas]) y escrita (fuera del mapa principal) ejemplo: 1: 20,000.

En este punto, te recomendamos especificar en tu mapa la proyección que utilizaste.

Por otro lado también te sugerimos agregar una referencia espacial que de un mayor contexto a tu mapa (como agregar un mapa secundario de Michoacán en un mapa de Morelia).

7.      Superposición de capas y flecha del norte

Al momento de trabajar en ArcGIS (o en tu software de preferencia) te recomendamos ordenar las capas en el siguiente orden (para evitar que se obstruyan los elementos): puntos, líneas, polígonos e imágenes ráster al final.

Te reiteramos que el mapa debe transmitir la información de una forma rápida y correcta, por ello te recomendamos evitar utilizar elementos muy cargados o complejos, no coloques flechas norte muy adornadas, pues entre más sencillo sea de leer el símbolo, mejor.

8.      Contraste

Este punto se refiere al contraste que hay entre el contorno del área geográfica que estas mapeando y el fondo (el océano por ejemplo). Para comprender de forma didáctica a que nos referimos cuándo se habla de contraste, te proponemos realizar el siguiente ejercicio: Imagina que estas en un bosque y frente a ti, hay algunos elementos, como árboles frondosos, árboles delgados y rocas. Si te encontraras en esa situación de noche, probablemente podrías distinguir solo los árboles frondosos, y con mayor dificultad árboles de menor tamaño, pero si se agrega iluminación a la escena podrás distinguir más elementos. De eso se trata el contraste, de jugar con la iluminación y la distancia. Se comenta que los mejores colores para un buen contraste son el blanco y el negro, aunque no siempre son la mejor combinación. Lo que sí te recomendamos es evitar utilizar colores con una misma cantidad de brillo para generar contraste.

9.      Jerarquía, fondo y contornos

En la jerarquía te recordamos que el diseño de tu mapa debe priorizar tu objetivo principal. Por ejemplo, si estas haciendo un mapa de suelos y añades la división política (y esta hace que se pierdan algunos elementos) puedes disminuir el tamaño del contorno de la división política o exagerar el tamaño del polígono de tus suelos, toda con la finalidad de dejar claro tu objetivo principal en tu diseño.

Para el contorno del mapa, añade algunas toponimias (que especificaran cuál es el contorno del mapa y cuál es el fondo), añade un hillshade, sombrea el contorno o selecciónalo para hacerlo más visible.

10.  Los metadatos

No olvides la creación de tu metadato que funcionará para documentar tu mapa. Te recordamos apegarte a la Norma Técnica de Metadatos, o buscar un formato de tu preferencia.

Finalmente, te recordamos que esto solo es un “ABC” o una guía rápida para la creación de un mapa, sin embargo todas son recomendaciones, recuerda que las reglas están hechas para romperse, quizá necesites agregar una flecha norte muy adornada que se adapte a un diseño muy particular, pero te recordamos que romper las reglas es solo para los cartógrafos más experimentados, así que si apenas estas comenzando te sugerimos apegarte a nuestras sugerencias. No olvides checar algunos mapas ejemplares y de excelencia que puedes encontrar, por ejemplo, en el Journal of Maps.

A manera de conclusión

Como el mapa es un medio de comunicación te recomendamos que lo evalúes, respóndete esto: ¿El mapa dice lo que tu quieres que diga?

Pide a tus amigos y colegas que lo vean, que lo evalúen, que te digan el mensaje que reciben y verifica que ese mensaje sea el mismo que tu deseas enviar a tu audiencia. En el 99% de los casos es necesario hacer correcciones, no lo tomes a mal, es para el mejoramiento de tu trabajo.

A menudo, los novatos, evalúan la precisión del mapa sin pensar en la escala, no, no sale tu casa ni tu jardín, la escala no lo permite. Ten cuidado con estos comentarios y aprende a explicar esa situación en términos geográficas. Los mapas son modelos de la realidad por lo que no tienen TODO lo que hay en un lugar, tienen lo que queremos comunicar a una escala determinada.

Aprende de los expertos, hay una revista internacional llamada “Journal of maps” y una nacional “Terra digitales”, en ambas los mapas son sensacionales, tienen unos mapas que son obras de arte.

Referencias:

Bucley, A. (2012). Make maps people want to look at. USA: ESRI. Recuperado de: https://www.esri.com/news/arcuser/0112/make-maps-people-want-to-look-at.html

Gis & Beers (24 de junio de 2019). 10 Técnicas básicas para crear un buen mapa [Blog]. Recuperado de: http://www.gisandbeers.com/10-conceptos-basicos-crear-buen-mapa/

Ihl T., F. Bautista, M. Mendoza. 2017. Conservación e  intensidad de uso de la tierra en la reserva de la biósfera Zicuirán-Infiernillo, Michoacán. Terra digitalis, 1(1): 1-6

Ihl T., F. Bautista, R. Cejudo, C., Delgado*, Avto Goguichaishvili, P Quitana y D. Aguilar. 2015. Concentration of toxic elements in topsoils of Metropolitan area of Mexico City: A spatial analysis using Ordinary Kriging and Indicator Kriging. Revista Internacional de Contaminación Ambiental. 31: 42-62.

Fragoso-Servón, P., A. Pereira, F. Bautista, G. Zapata. 2017. Digital Soil Map of Quintana Roo, Mexico. Journal of maps. 13 (2): 449-456.

Abrir chat