Por Nazul Cabrera y Francisco Bautista

Introducción

El cartógrafo Fernand Joly en 1979 definió a los mapas como “una representación sobre un plano, simplificada y convencional a escala de toda, o parte de la superficie terrestre”; lo cierto es que un mapa es una forma de comunicación gráfica, y son tan antiguos que se tiene registro de ellos desde el 500 a.C. en la ciudad de Babilonia.

¿Sabías que han tenido que normarse una serie de convenciones en el mundo para poder leer los mapas de forma universal? Ejemplo de ello, son la adopción del norte geográfico como referencia (aportada probablemente por Ptolomeo, al orientarse con la estrella polar en el hemisferio norte), definir el meridiano de Greenwich o incluso apegarse a alguna proyección de referencia. En el transcurso de la historia, y con la llegada de la globalización, la hiperconectividad y las nuevas tecnologías, a los antiguos métodos para la creación de mapas comenzaron a incorporárseles herramientas Satelitales y Sistemas de Información Geográfica, con los que hoy, como científicos ambientales, geógrafos, edafólogos e incluso historiadores nos toca trabajar, por ello en esta nota te damos algunos consejos para crear un mapa de excelencia.

En primer instancia, al ser los mapas un medio de comunicación gráfica, tenemos que tomar algunos consejos de profesionales del diseño gráfico y cartógrafos, que nos recomiendan hacer mapas sencillos y que puedan arrojar la información de la forma más rápida, eficiente y correcta para nuestro espectador (sí, cómo un anuncio publicitario).

Comencemos por mencionar algunos criterios importantes que debes considerar antes de empezar: a)  Propósito, tu mapa debe de cumplir con un objetivo principal; b) Audiencia, esto significa que tu mapa debe ser amigable para el público al que va dirigido (¿es para una comunidad rural o para un grupo de científicos?); c) Simbología, los símbolos y colores utilizados deben ser familiares para la audiencia ¡y sencillos!; d) Diseño, el mapa debe ser estético y agradable para la vista; e) Datos, se debe saber quién y cómo se produjo la información, se debe revisar la información (niveles, unidades, identificar datos anómalos, escala de trabajo y localización geográfica)

Ahora sí, después del breve preámbulo ¡comencemos con las recomendaciones!

Las diez recomendaciones

1.      Estructura del mapa y título

Se refiere a buscar el balance y el equilibrio ideal de nuestros mapas, evitar espacios blancos (que producen una sensación de vacío) y evitar colocar elementos muy juntos (que pueden generar cansancio y mayor dificultad para leer el mapa). Esta recomendación la debes considerar para la estructura del mapa en general, pero también para elementos secundarios, como tener una leyenda bien centrada.

Para el título te recomendamos ser concreto y que refiera al objetivo principal. Debe ser el elemento con el mayor tamaño de texto, y de preferencia, añadir la fecha (pues recordemos que el espacio es muy dinámico y probablemente cambiará).

Ejemplo: Municipio de Morelia, Uso del Suelo, 2015.

2.      Tipografía y legibilidad

La tipografía es un elemento ampliamente estudiado por nuestros compañeros de diseño gráfico, y debes saber que existe una diferencia entre fuente (definida como el conjunto de signos de un tamaño y tipo determinados; es decir se refiere al estilo de los caracteres como Times New Roman o Arial) y familia (que se refiere a un mismo tipo de fuente con variaciones [como Arial y algún miembro de su familia [Arial Narrow]), no obstante, por el tipo de imágenes que como cartógrafos producimos, debemos de utilizar el tipo de fuente más sencillo, que pueda ser leído de forma rápida por nuestro espectador.

Por otro lado también tienes que ser cuidadoso con los números y evitar que estén desalineados para evitar dificultades a la hora de leer el mapa. Por ejemplo:

3.      Posición y direcciones del etiquetado

Esta recomendación se refiere al etiquetado de ríos, calles o elementos lineales. Debes evitar etiquetarlos (ponerles el label) de una forma que obstruya el río o la calle, por eso recomendamos que su etiquetado siga la sinuosidad de estos.

Etiquetado de capas lineales

4.      Colores

Los colores son un elemento en el que debes prestar especial atención. Igual, recuerda que ya hay algunos colores dados por default (como azul o celeste para el agua, verde para la vegetación, marrón para el relieve o amarillo para la mancha urbana) o que están asociados a algo (como el rojo asociado a lo negativo), sin embargo, hay algunos elementos que tú debes colorear. Para ello te recomendamos utilizar una paleta de colores (que puedes obtener de alguna página) y lo más importante, evitar colores chillones o un exceso de colores. Si puedes también, indaga un poco acerca sobre los mapas y las personas que conviven con daltonismo, para hacer tus mapas amigables para las personas que viven con esta condición.

Finalmente considera el tema de las transparencias, pues dos polígonos con transparencia que convergen pueden generar un tercer color.

5.      La leyenda y los intervalos de representación:

La leyenda debe realizarse cuidadosamente de acuerdo con el mensaje que se desea enviar, cuida los intervalos no le dejes esto a la máquina. Los intervalos de representación se refieren, por ejemplo, a cuándo otorgas un color para cierto intervalo de altura (para un mapa de relieve), en este punto te recomendamos y reiteramos no exceder los colores que usas (evita siempre la paleta de colores arco iris) pues tantos colores son un exceso de información que confundirán a tu espectador. Para los intervalos busca continuidad en los colores para agregar una lógica a las diferencias de altura.

6.      Escalas, proyección y referencias espaciales

La escala es un elemento importante del mapa, recuerda que no debe ser mayor al 30% del tamaño de tu mapa y, que este referenciada en números enteros (preferentemente en múltiplos de 5) ¡mejor nunca con decimales! Y de preferencia dentro del mapa (aunque no es obligatorio).

Recuerda que debe estar colocada de forma gráfica (con la unidad de medida especificada, ejemplo: Kilómetros o km [no en mayúsculas]) y escrita (fuera del mapa principal) ejemplo: 1: 20,000.

En este punto, te recomendamos especificar en tu mapa la proyección que utilizaste.

Por otro lado también te sugerimos agregar una referencia espacial que de un mayor contexto a tu mapa (como agregar un mapa secundario de Michoacán en un mapa de Morelia).

7.      Superposición de capas y flecha del norte

Al momento de trabajar en ArcGIS (o en tu software de preferencia) te recomendamos ordenar las capas en el siguiente orden (para evitar que se obstruyan los elementos): puntos, líneas, polígonos e imágenes ráster al final.

Te reiteramos que el mapa debe transmitir la información de una forma rápida y correcta, por ello te recomendamos evitar utilizar elementos muy cargados o complejos, no coloques flechas norte muy adornadas, pues entre más sencillo sea de leer el símbolo, mejor.

8.      Contraste

Este punto se refiere al contraste que hay entre el contorno del área geográfica que estas mapeando y el fondo (el océano por ejemplo). Para comprender de forma didáctica a que nos referimos cuándo se habla de contraste, te proponemos realizar el siguiente ejercicio: Imagina que estas en un bosque y frente a ti, hay algunos elementos, como árboles frondosos, árboles delgados y rocas. Si te encontraras en esa situación de noche, probablemente podrías distinguir solo los árboles frondosos, y con mayor dificultad árboles de menor tamaño, pero si se agrega iluminación a la escena podrás distinguir más elementos. De eso se trata el contraste, de jugar con la iluminación y la distancia. Se comenta que los mejores colores para un buen contraste son el blanco y el negro, aunque no siempre son la mejor combinación. Lo que sí te recomendamos es evitar utilizar colores con una misma cantidad de brillo para generar contraste.

9.      Jerarquía, fondo y contornos

En la jerarquía te recordamos que el diseño de tu mapa debe priorizar tu objetivo principal. Por ejemplo, si estas haciendo un mapa de suelos y añades la división política (y esta hace que se pierdan algunos elementos) puedes disminuir el tamaño del contorno de la división política o exagerar el tamaño del polígono de tus suelos, toda con la finalidad de dejar claro tu objetivo principal en tu diseño.

Para el contorno del mapa, añade algunas toponimias (que especificaran cuál es el contorno del mapa y cuál es el fondo), añade un hillshade, sombrea el contorno o selecciónalo para hacerlo más visible.

10.  Los metadatos

No olvides la creación de tu metadato que funcionará para documentar tu mapa. Te recordamos apegarte a la Norma Técnica de Metadatos, o buscar un formato de tu preferencia.

Finalmente, te recordamos que esto solo es un “ABC” o una guía rápida para la creación de un mapa, sin embargo todas son recomendaciones, recuerda que las reglas están hechas para romperse, quizá necesites agregar una flecha norte muy adornada que se adapte a un diseño muy particular, pero te recordamos que romper las reglas es solo para los cartógrafos más experimentados, así que si apenas estas comenzando te sugerimos apegarte a nuestras sugerencias. No olvides checar algunos mapas ejemplares y de excelencia que puedes encontrar, por ejemplo, en el Journal of Maps.

A manera de conclusión

Como el mapa es un medio de comunicación te recomendamos que lo evalúes, respóndete esto: ¿El mapa dice lo que tu quieres que diga?

Pide a tus amigos y colegas que lo vean, que lo evalúen, que te digan el mensaje que reciben y verifica que ese mensaje sea el mismo que tu deseas enviar a tu audiencia. En el 99% de los casos es necesario hacer correcciones, no lo tomes a mal, es para el mejoramiento de tu trabajo.

A menudo, los novatos, evalúan la precisión del mapa sin pensar en la escala, no, no sale tu casa ni tu jardín, la escala no lo permite. Ten cuidado con estos comentarios y aprende a explicar esa situación en términos geográficas. Los mapas son modelos de la realidad por lo que no tienen TODO lo que hay en un lugar, tienen lo que queremos comunicar a una escala determinada.

Aprende de los expertos, hay una revista internacional llamada “Journal of maps” y una nacional “Terra digitales”, en ambas los mapas son sensacionales, tienen unos mapas que son obras de arte.

Referencias:

Bucley, A. (2012). Make maps people want to look at. USA: ESRI. Recuperado de: https://www.esri.com/news/arcuser/0112/make-maps-people-want-to-look-at.html

Gis & Beers (24 de junio de 2019). 10 Técnicas básicas para crear un buen mapa [Blog]. Recuperado de: http://www.gisandbeers.com/10-conceptos-basicos-crear-buen-mapa/

Ihl T., F. Bautista, M. Mendoza. 2017. Conservación e  intensidad de uso de la tierra en la reserva de la biósfera Zicuirán-Infiernillo, Michoacán. Terra digitalis, 1(1): 1-6

Ihl T., F. Bautista, R. Cejudo, C., Delgado*, Avto Goguichaishvili, P Quitana y D. Aguilar. 2015. Concentration of toxic elements in topsoils of Metropolitan area of Mexico City: A spatial analysis using Ordinary Kriging and Indicator Kriging. Revista Internacional de Contaminación Ambiental. 31: 42-62.

Fragoso-Servón, P., A. Pereira, F. Bautista, G. Zapata. 2017. Digital Soil Map of Quintana Roo, Mexico. Journal of maps. 13 (2): 449-456.

Abrir chat