(Texto realizado en español, las traducciones se realizan automáticamente)
 
Francisco Bautista

Hace ya algunos pocos años publicamos un artículo sobre los geodesastres que pudieran ocurrir en el estado de Yucatán y con mayor énfasis en el sur del estado. Desde ese entonces la información fue puesta en manos de la Secretaría de Ecología del Gobierno del estado. Esta publicación es una de las que más me gustan, por la gran utilidad que se le puede dar a esa disciplina llamada Geomorfología.

Como biólogo de formación, muchas veces me cuestionan sobre mis incursiones en otras ciencias, en otros campos del conocimiento, pero con ejemplos como el del artículo en cuestión queda muy clara la posición de la importancia del estudio de la Geomorfología y más aún cuando se realiza de forma interdisciplinaria (varios campos del conocimiento científico) y transdisciplinariamente (varias formas de conocimiento, tradiciones por ejemplo).

En el mapa de los geodesastres se identifican las zonas de inundación, colapso y deslizamiento.

Les comento un poco sobre el desarrollo del karst y los suelos.

Como el estado de Yucatán tiene como base rocas sedimentarias de carbonato de calcio se le denomina zona de karst. El karst formado por rocas calizas (de carbonato de calcio) contienen innumerables hoyos en su interior así como el queso gruyer (Figura 1a).

El Karst se expresa en el relieve dando lugar a planicies y Leptosoles (suelos con menos de 25 cm de profundidad) cuando el desarrollo del karst es escaso; sin embargo, conforme avanza el intemperismo de la roca caliza comienza su disolución y esto se refleja de nuevo en el relieve y los suelos dando lugar a formas pequeñas denominadas lapiaz (Figura 1b) o dientes de perro como dicen en Cuba y depresiones kársticas llamadas dolinas que puede ser de dos tipos: a) cuando entrar en contacto con el acuífero localmente son conocidas como los cenotes (Figura 1cd); y b) cuando no entran en contacto con el acuífero las dolinas forman los kankabales que a menudo contienen suelos rojos de los grupos Leptosol, Cambisol o Luvisol,

Karst-fig

Figura 1. a) El karst es como un queso gruyer; b) lapiaz; c) dolina o cenote; y d) dolina pequeña 

Conforme avanza el intemperismo o disolución de la roca caliza el relieve se expresa a hora como pequeñas colinas o como lomas de 30 m de disección vertical (diferencia entre la base y la parte alta de la loma), con suelos más desarrollados y profundos en la base, como Cambisoles y Luvisoles. Las depresiones kársticas al hacerse de mayor tamaño se van uniendo formando uvalas con suelos de mediano desarrollo.

Con el paso del tiempo esas lomas también se pueden llegar a disolver dando lugar a grandes planicies con suelos profundos como los de los grupos Luvisol, Nitisol y Vertisol.

Además, cuando la caliza tiene fracturas o fallas, se pueden formar suelos profundos de grandes extensiones llamados poljes.

Geodesastres2

Figura 2. Mapa de los geodesastres en el estado de Yucatán

La conjunción de las geoformas, tipos de roca y suelos, además del clima, dan lugar a: a)  la presencia de una amplia biodiversidad expresada de manera general en una gran variedad de tipos de cobertura vegetal; b) una gran variedad de usos de la tierra; y c) una diversidad de amenazas.

El colapso o hundimiento del suelo, por ejemplo, se da en aquellos lugares en los que el karst se está disolviendo o cuando la caliza no está tan consolidada lo cual puede constatarse por la gran cantidad de cenotes en formación.

Las zonas de inundación pueden identificarse porque se localizan entre las lomas y tienen suelos de escasa conductividad hidráulica como los Vertisoles que se llegan a encharcar en la época de lluvias o de plano son de drenaje impedido como los Stagnosoles y Gleysoles que permanecen encharcados por mucho tiempo y con gran humedad en su interior.

Los deslizamientos se identifican por la pendiente pronunciada.

Es obvio decir que a mayor precisión del mapa geomorfológico (escala mayor, por ejemplo 1:25 000) mayor precisión en los mapas de los geodesastres o peligros.

Ihl T., O. Frausto, J. Rojas, S. Giese, S. Goldacker, Bautista F. and G. Bocco. 2007. Identification of geodisasters in the state of Yucatan, Mexico. Neues Jahrbuch für Geologie und Paläontologie (N. Jb. Geol. Paläont). 246 (3). 299-311. 

http://www.ingentaconnect.com/content/schweiz/njbgeol/2007/00000246/00000003/art00004

Abstract:

The objective of this project is to study the elements, of the natural environment that determine the existence of high risk areas in the state of Yucatán, Mexico. The analyses of topographic information necessitate restricting the threats to those which depend on the surface, such as inundation, karst, landslide and debris flow. The landscape was mapped geomorphologically in order to identify relief, describe geomorphologic processes, and characterize the type of risk to finally detect the areas most susceptible to and with the highest frequency of natural hazards.

Spanish
El objetivo de esta investigación es estudiar los elementos del ambiente natural que determinan la existencia de las áreas de alto riesgo en el estado de Yucatán, México. Los análisis de la información topográfica resaltan aquellas amenazas que dependen del relieve, tales como inundación, hundimientos, y deslizamiento. A través de mapas geomorfológicos se identifican las unidades del relieve, se describen procesos y se identifica el tipo de riesgo con la finalidad de detectar las áreas susceptibles y con la frecuencia alta de peligros naturales.

Si les gusto el texto recomienden el blog. Les agradecemos sus comentarios

 

Abrir chat