Estamos en la era de la información, nunca antes la humanidad había generado tanta información ni tampoco se había puesto a la disposición de las grandes masas. La información ha dejado de ser de las élites gobernantes, al menos las clases medias (baja, media y alta porque muchos le ponen adjetivo calificativo a la frase “clase media”) tienen acceso a internet.
Internet ha venido a ser la plataforma por la cual se divulga el conocimiento, ahora el problema es la selección de la mejor información. Además la información no solo son textos, también imágenes y vídeos e incluso juegos en formatos diversos para dispositivos fijos y móviles. Con tal acceso a la información ¿Qué pasa con las escuelas y los profesores tradicionales?, pues que se están quedando en el siglo XX sin darse cuenta de que ya estamos en el XXI.

Humbeerto Las nuevas generaciones han aprendido con juegos y con vídeos así como aprenden los niños, repitiendo, equivocándose, aprendiendo y luego enseñando, tal como se aprenden los idiomas sin ir a la escuela. En pedagogía se denomina constructivismo o la enseñanza orientada a la acción o aprender-haciendo. Sin embargo, muchas escuelas y profesores siguen enseñado de manera tradicional ofreciendo información al alumnado, ni hablar de juegos y vídeos.

Figura 1. En el salón de clases

No entraré en el lenguaje técnico de los tipos de enseñanza, solo diré que para lograr un aprendizaje significativo se requiere: a) la parte básica de los conceptos (la historia de la ciencia por ejemplo); b) la práctica que corresponde al saber hacer utilizando los conceptos básicos o la forma de generación del dato; y c) la parte de uso de la información. En las universidades les estamos enseñando la primera parte y, en ocasiones, la segunda. La primera parte debe hacerse de manera más lúdica y divertida.La segunda parte debe ser manual-digital, activa y lúdica con el uso de simuladores. La tercera parte muy escasas veces se logra a pesar de la existencia de lo que se denomina prácticas profesionales que muchas universidades no tienen. Cumpliendo con esas tres partes se formarían profesionales capaces de hacer bien las cosas pero no es suficiente, se necesitarían los empleos para que se pudieran desarrollar los egresados.

Faltan dos cosas más que deberían enseñarse a los futuros profesionales: d) el saber desarrollarse en el ámbito profesional,

Pablopor ejemplo lo que quiere el gobierno (las reglas del juego); y e) lo que quiere el empleador y lo que estaría dispuesto a hacer. Es necesario que los nuevos profesionales sepan las reglas de juego, la parte legal, los derechos y las responsabilidades, que sepan hacer presupuestos y valoren su trabajo. Por su parte, el empleador generalmente requiere profesionales que participen en la elaboración de productos de manera eficaz y eficiente, que hagan bien su trabajo y que sea rentable la contratación de dicho personal, es decir, que lo que se genere valga más que lo que cuesta generarlo.

 

Figura 2. Enseñanza-aprendizaje en la reforestación de zonas degradadas

Esto muchas veces no se entiende así, algunas personas piensan que deben pagarles por lo que saben, no por lo que hacen. Poner a un profesional muy calificado a hacer trabajo de menor rango es un desperdicio de recursos económicos, sale muy caro, y un empresario listo no se lo puede permitir, esto solo ocurre en los gobiernos. Una de las tareas de un buen líder es poner a las personas en los puestos en lo que puedan dar su mejor y máximo rendimiento y que además se sientan felices. Un ejemplo, si se contrata a un ingeniero no hay que pedirle que haga la mezcla o que pegue tabique porque es un desperdicio de recurso. No hay que convertir a un excelente profesional en un mal gerente, a un buen investigador en un mal director de un instituto o a un buen músico en un mal director de orquesta.

jlhs2

Por otro lado, los nuevos profesionales no están dispuestos a trabajar las 8 h de rigor en oficinas, los nuevos profesionales pertenecientes a la generación milenio prefieren laborar en casa bajo sus propios horarios, viajan, son independientes, bi o trilingües, son representantes de los nuevos tiempos. En este sentido el que debe cambiar es el empleador, debe conocer mejor a ese nuevo tipo de profesional para poder contar con su talento. Muchas de las nuevas empresas no tienen oficinas, ni empleados de planta, el mundo laboral está cambiando muy rápido.
Una cosa más que se está impulsando en todo el mundo es la innovación para la generación de empleo y riqueza. Ahora se habla de la famosas trilogía ID+i, es decir, Investigación, Desarrollo más innovación. De esto hablaremos en otra entrega.

Figura 3. Pues aquí trabajando duramente en la selva

Sobre este mismo tema les recomiendo este libro “Consejos a los jóvenes con vocación científica ( https://www.actswithscience.com/extracto-del-prologo-del-libro-consejos-a-los-jovenes-con-vocacion-cientifica/) y este vídeo (https://www.youtube.com/watch?v=Vc5NZqgXBUg)