En el municipio de Homún del estado de Yucatán se está instalando una megagranja que tendrá alrededor de 50 mil cerdos. Esto constituye un grave riesgo de degradación del ambiente (acuífero, aire y suelos) que indudablemente podría tener consecuencias en la salud de la población que habita ese pueblo maya.

Unos 50 mil cerdos generan al rededor de 75 toneladas de excremento por día, unos 2250 toneladas por mes. Como los cerdos se bañan diariamente una o dos veces por día según la época del año se genera un gran volumen de aguas residuales a lo que hay que sumar los metros cúbicos de agua que se utilizarían en el lavado de los chiqueros.

¿Dónde irá a parar el estiércol y el agua residual producida en la granja?

El estiércol se descompondrá de manera anaerobia generando gases tóxicos, malos olores y metano.  Sin embargo, como la cantidad de estiércol es muy grande (2250 toneladas por mes) la instalación y operación de los biodigestores será una tarea difícil y costosa de realizar. Los riesgos de contaminación de la atmósfera y del acuífero son sumamente altos.

El tratamiento de las aguas residuales sería también una tarea de gran magnitud pues por cada litro de agua residual se debe utilizar al menos 5 litros para diluirla y poder degradar la materia orgánica en las plantas de tratamiento convencionales. Compra, instalación y operación de las plantas de tratamiento también serán costosas.

El municipio de Homún se localiza al centro del estado de Yucatán en una planicie kárstica con alrededor de 20 sobre el nivel medio del mar, es decir, la distancia entre la superficie del terreno y el acuífero es de 20 m. Los suelos son someros de menos de 25 cm de espesor por lo que protegen muy poco al acuífero. Como el terreno es kárstico se localizan una gran cantidad de cenotes y pozos formados por procesos naturales de disolución de la roca caliza.

Como se muestra en el mapa, en el centro y el norte del estado de Yucatán se localizan las zonas más vulnerables (alta, muy alta y extrema), por lo que la instalación de las granjas medianas, grandes y mega-grandes no deben ser instaladas. Por lo contrario, en sur del estado se localizan las zonas de menor vulnerabilidad de contaminación del acuífero. 

Este estudio de la vulnerabilidad del acuífero del estado de Yucatán se realizó en el Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental de la Universidad Nacional Autónoma de México, se publicó en el 2016 y ganó el premio nacional agua sustentable.

Las investigaciones fueron financiadas por el CONACyT con dinero público, luego entonces ¿Por qué no se utilizan en pro de la conservación del ambiente y de la salud de la población?

Referencias

Aguilar, Y., Bautista, M. Mendoza, O. Frausto, T. Ihl y C. Delgado. 2016. IVAKY: Índice de la vulnerabilidad del acuífero kárstico yucateco a la contaminación. Revisa Mexicana de Ingeniería Química, 15(3): 913-933.

Aguilar, Y., Bautista, M. Mendoza, O. Frausto, T. Ihl. Density of karst depressions in Yucatan state, México. Journal of Studies of Cave and Karst. 78(2): 51-60.