(Texto escrito originalmente en español, las traducciones automáticas pueden tener errores)

Los padres quieren tanto a sus hijos que a menudo ese amor les impide ver las cosas con objetividad. Los padres quieren proteger a sus hijos de los fracasos, ellos quieren lo mejor para sus hijos y con el menor “sufrimiento” posible, quieren pavimentar el camino de los hijos. Las cosas desconocidas como la ciencia les dan temor y esa es la razón por la cual inducen a sus hijos a estudiar carreras más seguras, menos difíciles en las que los hijos no sufrirán.

Conozco muchos ejemplos en los que los padres aun siendo científicos a consejan a sus hijos no estudiar ciencias, dicen cosas como las siguiente: Escoge algo más seguro; ¿De que vas a trabajar cuando termines?; en los periodicos no hay anuncios para contratar físicos, químicos, biologós ni geografos; las ciencias son para los genios………… eso es desconocimiento, miedo y sobreprotección de los hijos. El mensaje inconciente que los padres envían a los hijos es de que ellos no podrán sobresalir en el campo de las ciencias.

boy-doctor-vector

Por otro lado, a menudo escucho decir a los padres: Hijo, estudia lo que quieras pero sé el mejor, el mejor barrendero del mundo, el mejor albañil del mundo, el mejor mecánico del mundo. Estos deseos son inalcansables ya que solo un barrendero será el mejor del mundo y el resto no lo logrará. Este deseo, esta expectativa paterna y materna no es acertada. En su origen la palabra mediocre significa medio, mediano, promedio, central, común, ordinario. Mediocris significa el que se queda a la mitad de la montaña. Actualmente la palabra mediocre es utilizada como peyorativa, ser mediocre es ser un fracasado, ser mediocre es sinonio de perdedor. Sin embargo, ser medio, estar en la media, estar en el promedio no debe ser peyorativo. Unos ejemplos, estar en la clase media, ser un estudiante promedio, ser un jugador de futbol promedio o estar en la productividad media de un grupo de científicos tiene su merito, muchos no lo lograrán.

¿Cual debería de ser el mensaje adecuado que sus padres deberían de darles a ustedes como jóvenes?: da tu máximo esfuerzo en la escuela y en tu profesión; siempre y cuando este no te ocasione otro tipo de pérdidas económicas y/o emocionales como por ejemplo el alejamiento de la familia, el asilamiento social, la pérdida de la salud, entre muchos otros. Es decir busca el equilibro, mídele, es preferible un hijo promedio que un genio desconectado de la realidad, es decir, un hijo mediocre en el buen sentido de la busqueda del equilibrio como dicen los psicólogos.

Otro asunto por el cual los padres no son buenos consejeros en eso de la selección de las profesiones es la diferencia generacional. Sus padres eso no lo entienden porque ellos jugaban manualmente, no tuvieron acceso a dispositivos electrónicos (algunos les llegó tarde o no les ha llegado su momento aun), no había traductores digitales que les diera acceso a la información de manera rápida y eficiente, muchos de sus padres no han realizado viajes intercontinentales y algunos ni siquiera han salido del país.

¿Con tantas diferencias de vida, como un padre de clase baja e incluso clase media puede sugerir a sus hijos que estudie alguna ciencia? A los que hay que pedirle consejo es a aquellos científicos en activo, a los que les va bien, ellos saben como hacerle, ellos te aconsejarán mejor. No preguntes a los frustados porque solo te contagiaran de su enfermedad “frustación”.

Si eres bueno en las clases de ciencias entonces por allí puede estar tu futuro, si en tu interior hay algo que te dice que es por allí, dejalo ser, dejalo fluir y búscalo. Cree en ti, ahora te diremos como además de creer debes crear…………………………….

https://www.actswithscience.com/libros/