Dra. Yameli Aguilar Duarte

Gran parte de la península de Yucatán está compuesta de roca caliza por lo que allí se forma el karst o sistema kárstico. Las rocas calizas son principalmente blancas y grises, están compuestas del carbonato de calcio de los restos de conchas de moluscos y otros exoesqueletos marinos, y se han formado en aguas marinas someras que posteriormente fueron emergiendo. La palabra “karst” se utiliza para designar a un paisaje caracterizado por la presencia de diversos tipos y tamaños de hoyos o depresiones.

Pero, ¿qué significa que sea “kárstico”? Imagínate por un momento el queso tipo “gruyere” (Figura A), pues las rocas calizas (Figura B) y el sistema kárstico (Figuras C y D) tienen un aspecto muy similar.

figuras

La roca caliza se puede descomponer con el agua, ya que es soluble; esta solubilidad se incrementa con la presencia de ácidos producidos por la mezcla de CO2  y agua, o por los ácidos orgánicos de la actividad microbiana del suelo. De esta forma las rocas calizas se fragmentan y forman huecos que con el tiempo originan en la superficie diversos tipos y tamaños de depresiones. Existen otros factores que contribuyen al grado de disolución de la roca, como la pureza de la roca, clima, tiempo, e incluso las actividades humanas. A este proceso de disolución también se le conoce como karstificación.

Resulta entonces que por el tipo de roca, el agua de la lluvia se filtra con rapidez evitando que se formen corrientes de agua en la superficie, y en lugar de eso, en el interior de la roca se forman grandes bóvedas que contienen agua, las llamadas aguas subterráneas de los acuíferos kársticos.

En la superficie terrestre las depresiones kársticas producto de la disolución de la roca reciben una recarga de agua significativa, pero al mismo tiempo también pueden recibir contaminantes y desechos que provienen de la superficie.

En Yucatán, muchas de estas depresiones son conocidas localmente como cenotes y kankabales, palabras mayas para nombrar a las depresiones en contacto con el agua subterránea y   depresiones que en la parte baja tienen suelo, respectivamente. En términos técnicos, las depresiones del relieve son dolinas, uvalas y poljes.

Existe un gran número y formas de cenotes, muchos de ellos son utilizados como vertederos y/o reciben desechos de su alrededor, afectando negativamente la calidad del agua subterránea y a las comunidades humanas que hacen uso de ella.

El estudio de las depresiones kársticas relacionado con su densidad, superficie y localización geográfica a través del análisis espacial para su representación a través de mapas, son las principales herramientas y productos útiles para la gestión del uso del territorio, a fi n de atender los problemas de contaminación e identificar los peligros de hundimientos e inundaciones, es decir, estos mapas son de utilidad para estudios ambientales, planificación y ordenación del territorio.

En una próxima entrega hablaremos del mapa de las densidad de depresiones kársticas.