(Texto escrito en español,las traducciones se realizan de manera automatizada por lo que pueden tener errores de redacción)
Lo ideal es que al escribir el proyecto de investigación (es que) revises las revistas del área de estudio y selecciones aquellas dos o tres en las que quisieras publicar tu artículo, luego procedas a leer, al menos, los últimos 10 años de artículos publicados del tema de estudio en dichas revistas. Esto porque esos autores seguramente serán los árbitros del tuyo. Además el editor de la revista estaría contento de verla citada en tus referencias.
Sin embargo, cuando ya tienes tus resultados y muchos datos, la estrategia cambia un poco. De todos modos tienes que ir a leer los últimos 10 años de las revistas del área pero ahora solo de la revista que selecciones. Tu asesor y/o algunos de tus colaboradores ya deben conocer las revistas del área y ya han de tener algunas experiencias buenas y malas con los editores y/o árbitros, También sabrán los tiempos de evaluación de cada revista y hasta el factor de impacto que en algunas instituciones es de capital importancia.Skiu-cuaderno

Debes reflexionar sobre lo siguiente: ¿Qué te interesa más? ¿El factor de impacto? ¿Que salga rápido? ¿Que sea barato? ¿Qué sea en tu idioma? ¿Qué incremente tu prestigio? ¿Qué seas leído y citado?
Las respuestas búscalas junto con tu asesor o director de tesis.
Una vez que ya seleccionaste la revista el siguiente paso es leer los artículos publicados en esa revista durante los últimos 10 años, artículos sobre tu tema específico. Allí conocerás a los líderes en el tema, sus formas de pensar e intereses. Serán tu modelo a seguir.
Al seleccionar la revista y leer los artículos publicados en ella durante los últimos 10 años sobre tu tema específico estás conociendo a los líderes en el tema, sus formas de pensar e intereses. Ellos serán tu modelo a seguir.
Redacta un título atractivo, sexy y corto de alrededor de 20 palabras, compara con los artículos que ya leíste y haz uno mejor que esos. Luego lo cambiaras pero conviene tener uno de inicio.
En la introducción debes convencer a los árbitros de la importancia de tu trabajo, debes ser muy astuto para armar un argumento “conmovedor” académicamente hablando, mencionando lo que ya han hecho otros autores (los que escriben en esa revista) y que es maravilloso y diciendo lo que falta conocer sobre el tema. También puede ser útil argumentar la necesidad de generar nuevas herramientas, nuevos enfoques, o de aprovechar los avances tecnológicos y/o los nuevos enfoques para ponerlos a prueba. La introducción se escribe en presente simple. No se acostumbra, más bien es raro, que una introducción lleve cuadros y/o figuras, evítalas.
Si es posible genera hipótesis de investigación, conjeturas atractivas o necesidades de conocimiento científico apremiante. Dependiendo del estudio, se generan hipótesis o conjeturas. No todo es conocimiento básico, no siempre es necesario ni prudente generar hipótesis de investigación. En geografía a los alumnos se les complica hacer hipótesis de investigación porque lo que la mayoría hace son conjeturas o generan modelos y/o utilizan nuevos enfoques metodológicos. Ya les contaré en otro texto algo sobre esto.
Después de relatar lo que te motivó a hacer el trabajo (la introducción) debes decir los objetivos del trabajo. En las tesis se usa mucho lo de objetivos generales y específicos, olvídate de esto al hacer el artículo se claro y concreto al plantearlo, lánzate en directo, “El objetivo de este trabajo fue………………………”.
Los objetivos deben se medibles, evaluables y verificables o alcanzables. Te recomiendo hacer una matriz de congruencia (más detalles en http://geoyambiente.blogspot.com.es/2015/03/tips-para-no-morir-en-el-intento-de.html) de esta manera habrá congruencia entre objetivos, resultados (productos) y conclusiones.
Los materiales y métodos escríbelos pasado simple, otra vez, como lo hacen los autores de los artículos que leíste, sigue su ejemplo así como el de la revista a la que enviarás a evaluar tu trabajo. De preferencia usa los mismos subtítulos, como por ejemplo, áreas de estudio, diseño experimental (si lo hubo), análisis químicos, análisis de datos, etc. También puedes utilizar como subtítulos los objetivos específicos.
Justifica los métodos de manera breve. Si son novedosos o no convencionales conviene hacer una justificación más larga que guardarás para futuras explicaciones a los árbitros pero que incluirás en el manuscrito de manera resumida.
Los resultados se redactan utilizando el pasado simple pero la descripción de cuadros y figuras se pueden hacer en presente; sin embargo, se recomienda hacerlo todo en pasado simple para no confundir al traductor en el caso de que el artículo sea primero escrito en español y luego traducido al inglés u otro idioma.
Algunas revistas sugieren, y obligan, a no utilizar citas en la descripción de los resultados así que evítalas hasta donde sea posible. Arregla los resultados en figuras y tablas como los de los artículos que leíste, sigue las instrucciones para los autores que las mismas editoriales preparan.
Evita las fotografías o los “collage” de fotos, yo sé que tienen una carga emocional importante para el autor pero los artículos cuestan y es preferible que no las incluyas. Puedes usar las fotografías para la tesis o artículos de divulgación o capítulos de libro.
Ya que seleccionaste los cuadros (tablas en inglés) y las figuras (no es usual llamarlas gráficas) descríbelas una por una con lujo de detalle. Organiza los textos de acuerdo con los subtítulos de esta parte y que podrían coincidir con los objetivos específicos. Ok, ya tienes tus resultados ahora “ya sólo falta la discusión”. Estas comillas son porque viene la parte más importante del artículo: la discusión.
En la discusión de lo que se trata es de comparar tus resultados con los de otros autores, de preferencia haciendo notar el “avance de la ciencia” o lo que encontraste que puede resultar novedoso. Evita hablar mal de los autores que ya leíste, recuerda que pueden ser tus árbitros o maestros de tus árbitros y que en aquellos tiempos en los que ellos hicieron sus trabajos no son como los de ahora, ni se tenían los equipos con los que ahora se cuenta, no tenían email, ni chat, ni imágenes de satélite, ni eran comunes los microscopios electrónicos de barrido, ni drones, ni un largo etcétera.
Utiliza la forma simple de sujeto, verbo y complemento, así como frases cortas simples, facilitaras la labor del traductor y de entendimiento de tus árbitros. Recuerda que escribes el texto para que lo aprueben los árbitros ya en otro momento y mediante otras formas podrás reescribir sobre tus resultados para otros destinatarios ahora es solo para los árbitros. Bueno, puedes hacerlo de manera diferente pero debes estar preparado para pagar las consecuencias.
Agradece a todo mundo, que nadie quede fuera, los que financiaron, los que prestaron equipo, los que ayudaron, etc.
Las referencias deben ser escritas como lo solicitan las editoras. Ten cuidado de que allí estén todos los citados y ni uno más, así te aseguras de que tus posibles árbitros encuentren sus publicaciones allí y el editor vea su revista citada. Revisa que esta sección se escriba bien, se cuidadoso, la “y” del último autor en muchas revistas no va.
Te deseo suerte porque muchas veces se necesita para “vender” la idea de que el artículo vale publicarse.
Prepárate para las correcciones y para un posible rechazo. Qué bueno que en el curriculum vitae (CV) u hoja de vida van solo los artículos publicados porque si pusiéramos los enviados el volumen del CV aumentaría considerablemente.
Son pocos los autores, o tal vez no existen, a los que todo se les publica sin observaciones. Las causas de rechazo pueden ser muchas y una muy frecuente es el perfil inadecuado de la revista seleccionada.
Para la corrección de las observaciones te recomiendo utilizar un cuadro con las siguientes columnas, observación del árbitro, comentario, acción realizada señalando las líneas donde hiciste el cambio o incluso señalando el texto cambiado con algún color. Agradece la labor de los árbitros y editores, ellos trabajan para lograr un mejor artículo, piensa que están de tu lado aunque a veces no sea así completamente.
Como alguna vez me comentó un amigo: ya recibí los comentarios de los árbitros a mi artículo, ayer me enoje, ayer maldije, pero hoy ya empecé a corregir el artículo tal como ellos lo sugirieron.

Abrir chat